el domador

Tal y como hacían los pastores tiempo atrás, llevan la espalda cubierta con una piel de choto para protegerse del frío. En una mano un grueso palo de madera para golpear a los osos, en la otra un extremo de la cadena con la que los llevan atados. En el morral, longaniza, jamón, cecina... y mucho vino. Los domadores son los encargados de controlar la fuerza y el espíritu salvaje de los osos, también de que no les falte comida y bebida.

diseño y desarrollo: retajos.net